lunes, 17 de agosto de 2015

CABRA LOCA Lucía Hernández



En esta tierra, vivir es como lo hace una rosa que has prendido junto a tu corazón, hoy como ayer, mañana como hoy, viendo lo hermoso de cada día, embriagarse de su perfume, sonreír y amar: esta es la vida.
Vemos ideas sin palabras, palabras sin sentido y alguna vez no sé qué pensaba, que pasó por mí, solo recuerdo que lloré y maldije pero creo que en vano; todo es luchar y olvidar.
Prefiero hablar de otras cosas, por ejemplo, cabras locas.  Hay una cabra montés de especie salvaje que vive en las regiones más escabrosas de España.  En nuestros campos también existen cabras que  no son salvajes.  Los campesinos las cuidan porque ellas les proporcionan la leche.
Por otra parte, hay personan que no tienen cultura porque su forma de vida no se los ha permitido y algunas veces dicen alguna chorrada que no viene a cuento.  Nosotros al escucharlos, a veces decimos: ¡está como una cabra!, lo hacemos sin pensar en hacer daño, más bien como una broma, hasta es posible que alguna vez nosotros mismos hayamos dicho alguna tontería que haya motivado que alguien nos dijera: ¡cabra loca!




1 comentario:

  1. De cabras iba el asunto, de las del monte, de las que nos dan leche y de las de sentido figurado, esas que suelen ser locas pero muy divertidas.

    ResponderEliminar